12 de enero de 2012

12 de Enero.



A  todos se nos han escapado cosas que en un golpe de valentía decimos sin pensar y que con el tiempo te arrepientes, todos hemos escuchado ataques y comentarios que en el momento duelen, pero como se suele decir a palabras necias oídos sordos, y yo haré lo mismo pero con todo lo malo que he vivido y todo lo que viviré, porque de una cosa me he dado cuenta y es que tenemos que luchar hasta el final, pensar "no me pienso rendir" cuando sientas que ya lo has hecho, porque no todo te va tan mal como piensas, siempre habrá algo que merecerá la pena, y mientras esas cosas existan yo no pienso volver a caer tan bajo como este último mes.
Quiero volver a demostrar que aunque no sea invencible tampoco soy un blanco fácil, muchas veces me harán sentirme mal y me machacarán pero me he dado cuenta de que normalmente eso pasará porque he demostrado mi lado débil.
Llorar no es malo, es una forma de desahogar, pero me hubiera gustado pasar todo el tiempo que he llorado riendo y disfrutando, porque tal vez echar de menos sea un sentimiento inevitable, pero eso no tiene porque condicionarme tanto como para perder el tiempo lamentándome, quiero dejar de pensar que sufro durante mucho tiempo, ya que reconozco que no debería pensarlo ya que no creo que lo conozca y espero no hacerlo, no quiero volver a ver ni pensar el lado negativo y cuando lo haga buscar y encontrar el bueno.
Este 2012 va a ser diferente o al menos intentaré que lo sea, tal vez no haya tenido ni un buen final ni muy buen comienzo pero siempre hay tiempo, y si no pongo un punto y final al "sufrimiento"  no se cuando lo haré, no necesito que la vida me de treguas, ya no, seré yo quien las busque porque solo yo, puedo sentirme mejor, yo soy la que decido, y por mucho que me ayuden si me encierro en el pasado nunca viviré el presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario